jueves, 28 de junio de 2018

La Belleza del Templo - Capítulo 38


CAPITULO 38 
LA BELLEZA DEL TEMPLO 

Un bebé tierno y regordete es la vista más hermosa del mundo. Los cachorros de casi todos los animales son tiernos: los gatitos, los polluelos, los perros, los cervatos e incluso los cerdos son dulces y tiernos. A veces la gente dice que es una lástima que tengamos que crecer. Pero ésta es sólo una forma de decir: serías realmente insensible si quisieras que los jóvenes que amas permanecieran pequeños para siempre. El Divino Arquitecto ha diseñado el Templo viviente de tal manera de hacerlo perfecto y maravilloso en cada fase de su desarrollo: durante la infancia, adolescencia y madurez. 
Lo que el niño pierde en ternura y encanto, lo adquiere con fuerza e inteligencia. Lo que el niño pierde en espontaneidad, inocencia y sencillez, el joven gana en habilidad y conocimiento. Lo que los jóvenes pierden en velocidad, gracia, entusiasmo, fe y optimismo, el adulto lo fortalece con vigor, tranquilidad, serenidad y sensibilidad. 
Imagina ver a un anciano, cuya cabeza está coronada de pelo blanco que le da al Templo viviente suprema belleza y majestad, con el busto erguido, lleno de fuerza y dignidad, su paso firme, su mirada aguda y sus ojos, ventanas vivientes de su mente, arrojando llamas de fuego de la eterna juventud y de la fe indomable. Toda su apariencia esta moldeada por el amor, el coraje y las victorias de ochenta años de vida. Siempre pensarás: "¡Qué niño tan maravilloso habrá sido este hombre!", pero: "Esto es un hombre que ha pasado la mayor parte de su vida usando el regalo que el Creador le ha provisto; usó los materiales para construir el Templo puesto a su disposición por Dios y por la naturaleza, para hacerlo, día a día, año tras año, lleno de gracia y belleza, como estaba previsto por el plan del Gran Arquitecto; las preocupaciones no se hicieron cargo de él y su apetito nunca le faltó; amaba a su prójimo y a Dios ". 
Al final de la vida, el Templo es esa estructura completa, aprobada por Dios y reverenciada por los hombres, listo para volver a Aquél que generó todas las cosas para convertirse definitivamente en una parte integral del misterio inseparable de la vida y de la muerte. 
Piensa ahora en conocer a un anciano débil, de cabellos blancos y con un rostro arrugado y macilento: sus ojos están borrosos, su paso es incierto, su cuerpo es curvo y todo en él muestra un arrepentimiento por el pasado. Algunas veces incluso el Templo viviente de los jóvenes tiene este aspecto y está en ruinas. La piel es opaca, las ventanas vivientes están impregnadas por el lúgubre fuego del miedo y la desesperación y la cara está surcada por arrugas y cicatrices. En este caso, es realmente una pena para el niño que creció de esa manera. Pero el plan de Dios no lo predijo para él, ya que él no lo prevé para ti ni para mí. ¡Destino similar! Si el anciano enfermizo y el joven desesperado hubieran tratado con respeto a sus pequeños trabajadores, no habrían crecido tan horriblemente. La cara es la parte más bella y expresiva del Templo viviente. 
En la caja craneal, millones de células cerebrales realizan su trabajo diario. La actividad de las células musculares se manifiesta con los movimientos del cuerpo, con la carrera, con saltos y con el proceso de nutrición. La tarea de los trabajadores del canal viviente es conocido por los tejidos y la grasa con los que está hecho el Templo: gracias a eso creces en altura y peso. Si las tareas de las células de tu cabello están hechas correctamente, el cabello nuevo reemplazará al anterior, creciendo fuerte y largo. El trabajo de las células cerebrales se manifiesta en lo que dices y en la forma en que te comportas: su perfecto funcionamiento puede ser verificado solo a través de los años. 
Cada pensamiento, sentimiento o proyecto deja una marca indeleble en tu cara. Los músculos, nervios y tejidos de la cara están construidos de tal manera que incluso el pensamiento más secreto y oculto se manifestará a través de ellos. Es tomado y retenido para siempre en forma visible. Más de cincuenta parejas de músculos cubren los huesos de la cara y forman la piel suave. Algunos de ellos están cubiertos con una delicada membrana fina como el mejor encaje. Por encima de los músculos hay una capa de grasa que llena las cavidades y por ello se ven suaves y pulidos. Todos estos músculos están controlados por un par de nervios, llamados nervios faciales, que se conectan directamente con la parte inferior del cerebro y son así controlados directamente por la voluntad. Estos nervios son mucho más sensibles que todos los demás: perciben y reaccionan no solo a estímulos externos, sino también a tus pensamientos. Debido a que la naturaleza los creó para expresar los secretos de tu mente, el tejido que los cubre es particularmente delicado y maravilloso: es la tez que refleja el color natural de la cara. 
Por encima de los ojos, en la parte inferior de la frente, hay un músculo amplio y delgado que se convierte en un tendón blanco y ancho, para volver a ser un músculo luego de haber cruzado por la parte superior de la cabeza y llegado a su parte posterior: este es el músculo occipital-frontal y permite expresar atención, sorpresa, terror, horror, preocupación, dolor, desesperación y angustia. Cuando prestas atención a algo, este músculo contribuye a levantar ligeramente las cejas. Si tu nivel de atención aumenta o si te sorprendes, las cejas se elevan aún más y los ojos se abren mucho. Durante un momento de preocupación y ansiedad, la piel de la frente tomará una apariencia fruncida y será cruzada por arrugas horizontales. 
Antes de la parte terminal de las cejas hay un pequeño músculo llamado corrugador de cejas, que produce las arrugas oculares, el cual está conectado con el hueso debajo de las cejas y con la piel. Cuando se contrae, se forman numerosas líneas finas alrededor de los ojos. La frente también tiene un músculo que la arruga y frunce el ceño, indicando dolor, sufrimiento y angustia. Esos dos músculos, cuando trabajan juntos y dan origen a dichas arrugas en la frente y alrededor de los ojos, se llaman músculos del dolor. Aristóteles afirmó que una frente marcada por arrugas indicaba un humor oscuro, triste y opresivo. 
Los labios están formados por un solo músculo, llamado orbicular de los labios, porque los rodea por completo En las esquinas de esta abertura, numerosas fibras se ramifican en varias direcciones y se unen a las otras partes de la cara. Este músculo se cierra y pliega la boca, ayudando a los labios cuando tienen que apoyarse hacia adelante. Otros diversos movimientos son posibles gracias a diez músculos que les dan características únicas a la boca de las diferentes personas. Uno de estos pequeños músculos llamado risorio, retrae las comisuras de la boca y, por esta razón, cuando está bien desarrollado es también llamado músculo sonrisa pues produce algunos bonitos hoyuelos en las mejillas. La sonrisa es una imagen impresa de pensamiento o sentimiento. Víctor Hugo dijo: "El buen Dios ha puesto la sonrisa del perro en su cola”. El mismo Arquitecto Divino ha puesto la sonrisa del hombre en su cara. 
Otros músculos se utilizan para expresar alegría, sospecha, desprecio, angustia, alegría y dolor. Algunos músculos del labio inferior son estimulados durante el llanto y la voluntad no tiene control total sobre ellos, por lo que en tal caso serán los primeros músculos faciales que se utilizarán. Es por ello que las comisuras de la boca de un bebé llorando se inclinan hacia abajo. Por otra parte, una persona triste y hosca, muestra esos sentimientos a través de signos y arrugas que han quedado impresas indeleblemente en su rostro. 
Puedes dar una imagen de ti mismo triste o feliz, simplemente inclinando hacia abajo o hacia arriba las comisuras de la boca. Salomón sostuvo que: "Un corazón feliz le da a la cara una apariencia relajada y alegre; la cara de un hombre sabio brilla con luz; los pensamientos del corazón cambian la apariencia de los hombres". En definitiva, tu cara muestra lo que realmente eres, manifiesta tu vida íntima y secreta. A través de la ventana viviente de tu Templo, es posible conocer tu carácter. 
La mayoría de los escritores del Nuevo Testamento, describiendo a Jesús, dijeron lo siguiente: "Su rostro brilla más que el sol". Ahora sabes cómo esto es posible, y ya no te sorprendes al leer que el rostro del Mesías emitió una luz cegadora. No hubo malos pensamientos en esa cara, tampoco odio, ni pasiones violentas, ni avaricia, ni egoísmo. Sus ventanas vivientes estaban abiertas al amor por los demás y la fe en Dios. Jesucristo fue el único Templo Viviente que fue construido realmente de una manera perfecta: Él fue maravilloso tanto en su cuerpo como en su mente. 
La palabra saludable indica un hombre íntegro y santo. Como hombre, Jesús mantuvo su cuerpo intacto y fue un santo en sus acciones. Nunca trasgredió ni violó ni cometió pecados contra las leyes morales de sus semejantes o contra las de la naturaleza y siempre tuvo el mayor respeto por los pequeños trabajadores de su Templo Viviente. 
Él trabajó en completa armonía con el Arquitecto Divino para crear un Templo vivo perfecto, para ser mostrado como ejemplo para los hombres de todos los tiempos. Por lo tanto ninguna enfermedad lo golpeó: ¡al igual que tú tampoco serás víctima de enfermedades si tratas de colaborar activamente con el Gran Constructor que te ha dado la vida! 
Si estudias el proyecto de Dios, el Cristo, la naturaleza y las leyes de la vida, comprenderás mejor cómo comportarte, trabajando con más atención. El Arquitecto Divino trabajará junto a ti, aprobará tu forma de actuar y serás respetado y honrado por los hombres; tu rostro brillará, durante todos los años de tu existencia, a la luz de la fe, del amor, del valor y de los éxitos obtenidos.


NOTAS
i En la actualidad (2018) Los científicos han desarrollado técnicas avanzadas de neurorradiología que permiten ver el cerebro mientras trabaja. Ver http://www.elmundo.es/salud/285/19N0120.html.

ii Según datos actualizados hasta 2018, hay aproximadamente 300 millones de personas en los Estados Unidos y la población del mundo es de siete mil millones de personas.

iii Hoy día (2018), se sabe que el cerebro tiene una función llamada neuroplasticidad que le permite generar neuronas nuevas… Ver https://www.cognifit.com/es/plasticidad-cerebral

iv El cerebro y la médula espinal forman el sistema nervioso central, lo que nos permite percibir el mundo exterior, hablar, movernos y hacer todas las cosas que dependen de nuestra voluntad.

v Recordemos la famosa frase citada en la Biblia, en el libro de Job: “Lo que más temo cae sobre mí”.

vi Según Max Heindel en Preguntas y Respuestas, Tomo II, Pregunta # 50, “… la sangre es la expresión más elevada del cuerpo vital …” y que “…el Ego se esfuerza en gasificar la sangre, y, a la vista espiritual, esta sangre con glóbulos rojos no nucleados, no es un líquido, sino un gas. No es argumento contra esta afirmación el que en el momento en que pinchamos nuestra piel la sangre brota en forma de líquido… “ vii La ciencia médica ha continuado investigando sobre la naturaleza de la sangre, como puede verse en https://es.wikipedia.org/wiki/Sangre viii Información actualizada sobre el número de células puede consultarse entre otros enlaces, en este: http://book.bionumbers.org/how-quickly-do-different-cells-in-the-body-replace-themselves/

ix El autor se refiere a 1902. x Por la misma razón es aconsejable que la fruta se consuma lejos de las comidas.

xi Una persona sabía que vivió en la tierra que habría podido resolver este misterio fue Max Heindel y, también quizás, que las motivaciones o quien impulsa a las células a cumplir su trabajo específico es el Ego o Espíritu interno xii De la lectura del texto,, podría parecer que siempre lo dulce es malo, cuando en verdad el azúcar natural es muy importante, excepto para diabéticos insulino-dependientes. Por tal motivo creemos importante considerar que el autor se refiere a los dulces refinados o industriales.

xiii Según Max Heindel informa en el Concepto Rosacruz del Cosmos, página 340 “…Los músculos voluntarios son los que están dominados por la voluntad por medio del sistema nervioso voluntario, como los músculos de la mano y de los brazos. Esos músculos están estriados longitudinalmente y al través o cruzados.
Lo indicado es cierto en todos los músculos, menos el corazón, que es un músculo involuntario. Ordinariamente no podemos dominar la circulación. En condiciones normales, la cantidad de latidos del corazón es fija y, sin embargo, para confusión de los fisiólogos, el corazón está también estriado de través, como si fuera un músculo voluntario. Es el único órgano del cuerpo que exhibo esa peculiaridad; pero, como la esfinge, rehúsa dar una compensación que resuelva el enigma a los científicos materialistas…”

xiv En el bebé, son 33 las vértebras separadas, aunque en la adultez las nueve inferiores están fusionadas, pero agrupadas en dos partes: la que conforma el hueso sacro originado en la fusión de las primeras cinco de tales nueve vértebras, y luego la parte que se origina en la fusión de las últimas cuatro vértebras, que son las componentes del precitado hueso coxis. Por ello es que el autor se refirió a los veintiséis huesos de la columna vertebral.

xv Es notable cómo en 1902, la fecha en que se escribió este libro, la importancia de la postura adoptada por el cuerpo en relación con un desarrollo adecuado del sistema esquelético ya estaba delineada. Hoy más que nunca, con el advenimiento de la televisión y las computadoras personales, nuestros jóvenes deben ser informados y corregidos cuando adquieren posturas poco saludables.

xvi Hoy llamados radicales libres

xvii Pocos años después de que Rossiter escribiera esta hermosa obra, el Iniciado Rosacruz Max Heindel publicó su monumental obra El Concepto Rosacruz del Cosmos, disponible en www.rosicrucian.com que revela información profunda sobre la naturaleza del Hombre, del Cosmos y de su Futuro Desarrollo.

xviii En la actualidad, tener en cuenta que es importante leer las etiquetas de los alimentos procesados para identificar aditivos e ingredientes nocivos. xix Hoy, entre otras beneficiosas infusiones, se han revelado propiedades benéficas en la variedad del llamado té verde. Ver https://mejorconsalud.com/10-asombrosos-beneficios-del-te-verde/

del libro La Historia de Un Templo Viviente 
UN ESTUDIO DEL CUERPO HUMANO 
FREDERICK M. ROSSITER, B S., M.D. Y MARY HENRY ROSSITER, A.M

*

No hay comentarios:

Publicar un comentario